La UNESCO, un aliado en el camino del cambio

Atilio Pizarro en Transfroma XXUNO. Foto: Rocío Ramos Rivera

Para introducir el tema de la alianza con la UNESCO, Mariano Jabonero, Director de Relaciones Institucionales de Grupo Santillana agradeció la participación de la UNESCO en el monitoreo y seguimiento de la propuesta de Uno Internacional, la cual aporta una validación al trabajo del proyecto en cuanto a calidad educativa.

Jabonero presentó y cedió la palabra  a Atilio Pizarro, Jefe de la Sección de Planificación, Gestión, Evaluación y Monitoreo de la Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina del Caribe, quien se refirió al convenio suscrito con Santillana y Sistema UNO para la valoración de esta iniciativa en pro de la educación.

Por su parte, Ernesto Treviño, asesor del Laboratorio Latinoamericano para la evaluación de la calidad de la educación de OREALC UNESCO, realizó una presentación en la que repasó los ejes, procesos y objetivos de Sistema UNO.

 

Atilio Pizarro. Foto: Rocío Ramos Rivera

Treviño comenzó por decir que la investigación señala que la educación en América Latina es un desastres; que los profesores no saben enseñar; que las escuelas privadas no agregan  ningún valor al capital social cultural que traen los niños”, e interrogó al auditorio si estaban de acuerdo con ello. La respuesta fue un ¡Noooo! multitudinario. Treviño dijo que en su exposición explicaría por qué las escuelas presentes no son como las que describió y, si lo eran, cómo podrían cambiar.

Primero, pidió a los presentes que levantaran la mano quienes habían sido educados por competencias. Apenas siete manos se alzaron entre más de dos mil. “Estamos acostumbrados a hablar de educación por competencias sin saber lo que es; no sabemos cómo hacerlo”.

Sobre la digitalización, Treviño dijo que  “…en América Latina, se ha entendido como llevar computadoras a la escuela, encerrarlas en una sala con candados para que no se las roben; si los niños las usan es para aprender a encenderlas, apagarlas y bajar programas”. Eso no es digitalización, afirmó.

Otra área donde menciono que falta mucho por hacer es el bilingüismo que muchas escuelas ostentan pero pocas lo son en verdad.

Dijo también que hay pactos colaborativos de gestión para el cambio, pero no funciona si no son de largo plazo y si no atacan elementos fundamentales del cambio escolar. Subrayó que el cambio nunca se acaba: siempre que mejoramos en algo ya hay algo más por hacer.

Sobre el tema de las redes de escuela dijo que significan compartir conocimientos, pero no en reuniones de profesores sino que tiene que ver con el cómo estamos resolviendo los problemas de aprendizaje los niños en la sala. Comentó que está demostrado que las escuelas que trabajan en red comparten conocimiento y elevan capacidades.

En otros temas aseguró que en el aspecto de formación es indispensable el acompañamiento in situ y de manera continua; dijo que requerimos de un modelo educativo que forme ciudadanos competentes en el que formamos con lo que hacemos y, sobre la evaluación señaló la necesidad de cambiar el paradigma que considera que evaluar es medir, para convertirla en una herramienta de aprendizaje para los docentes.

Para finalizar último, Ernesto Treviño se refirió a dos aspectos: la importancia de aprender haciendo, frente a la inutilidad de sólo teorizar ante el grupo; y la responsabilidad de los directivos para motivar a su maestros y conseguir los objetivos que dan esencia a su organización.

 

Share Button

Comments are closed.